FrikiPunch

Lo mejor del Cine, Tv, Animación y Vídeo Juegos…. Esto es FrikiPunch

CrazyAsME Eventos Especiales Fuertes Declaraciones Novedades

La nueva Normalidad después del COVID19 ¿Debemos esperar más en nuestras casas?

Es un hecho que la cuarentena nos tiene locos a la mayoría, honestamente, México y Estados Unidos han tratado la contingencia de formas muy distintas, uno vive a las faldas del otro; ¿Cómo evoluciono el cuidado sanitario en cada país? ¿Fueron las medidas de contingencia suficientes para controlar la situación?, ¿Qué tan válido se vuelve salir a la calle? Nuestros líderes tomaron su tiempo en tomar acción a diferencia de países Europeos sin embargo las medidas sanitarias se dan a resaltar en cada estado, con cada gobernante.

Hablo desde mi experiencia en un país primer mundista y por supuesto de todo lo que puedo ver en redes sociales, lo me dicen mis conocidos y amigos que permanecen en México, en su mayoría gente culta, educada, inteligente de buen sentido común. La mayoría de estos conocidos, al ver la respuesta retardada de nuestros gobernantes, voluntariamente se fueron a encerrar a sus casas, comenzando su confinamiento voluntario, haciendo un cálculo de 2 a 3 semanas antes de que la pandemia se hiciera efectiva a nivel nacional en México, a la par que Estados Unidos o cuando la ONU declaró Pandemia Mundial.

Como resultado, estas personas son las primeras afectadas por el encierro, son las que están más cansadas, son las que están esperando por todos los medios que las cosas se normalicen y por sobre todo son los que sufren ver a los demás que no lo toman en serio y siguen retrasando cualquier posibilidad de reintegrarse a la normalidad. Contando 3 meses de encierro, son ellos los evitan salir en lo posible, usan cubre bocas, al llegar se quitan la ropa que usaron para lavarla, limpian la suela de sus zapatos y si tienen, usan su antibacterial en spray sobre sus compras.

En México, las medidas de seguridad como en las tiendas de autoservicio, resultaban molestas y a la larga no tan eficientes, ¿de que sirve que solo dejes entrar a una persona si al final, de la casa salieron 2 o toda la familia? la frase #QuedateEnCasa era lo más importante, no incitar a la gente a salir a nada más que lo necesario y con las debidas precauciones.

En Estados Unidos, las medidas fueron extremas en determinados estados, California fue el único que indico un toque de queda y mandó a cerrar la mayoría de sus establecimientos, dejando en uso, tiendas de autoservicio y bancos, prácticamente los restaurantes podrían permanecer abiertos si el servicio era para llevar, no importaba si eras McDonalds, La fondita de Doña Meche o Las donas, así que, si, la gente podía salir.

Estas medidas eran generales en ambos países, eso no hizo disminuir el miedo al peligro, recuerdo la primera vez que salí a comprar comida, las avenidas estaban concurridas de autos, no en su cantidad regular pero me sorprendió, las tiendas marcaron en los pisos la distancia y muchas de ellas no permitían el acceso sin mascarilla pero funcionaban con regularidad, comprobado esto, no me dio miedo volver a salir y aunque quisiera, casi todo estaba cerrado.

En caso de lugares turísticos como la playa de California, el streep en Las Vegas, el paso peatonal de Madero en CDMX, fueron cercados y cerrados al público, no impedía que las personas salieran a caminar, buscar sacar la ansiedad andando por un lugar atractivo y relajado a la vista. Familias en bici, pasear a la mascota, la salida a correr, actividades que se mantuvieron en todas partes.

¿Cuál fue el resultado? La tan llamada “Aplanar la curva” ¿Funcionó? Si, el nivel de contagio disminuyo, no en todos lados pero todas estas medidas dejaron en la gente cosas importantes, una educación higiénica que está marcando la diferencia y que sobresale dependiendo de la sociedad, la actitud de las personas y como respondieron a la llamada de confinamiento.

Hoy, puedo decir que en Estados Unidos, la mayoría de los establecimientos, mantienen sus estándares de higiene, cubre bocas, antibacterial y sana distancia, conforme van abriendo más tiendas, la educación se mantiene a raya, las personas son muy conscientes del peligro aunque ya no tengan miedo. Salen a hacer manifestaciones con cubre bocas…

¿A que me refiero? Cuando sales a la calle, ves personas preocupadas por mantener su propia salud, todas estas medidas sirvieron para enseñarle a la gente como debe comportarse, la educación y atención minima que deben tener en su persona para evitar contagiarse, y que al hacerlo se vuelve seguro para los que me rodean, poco a poco, se reabastece el gel, el spray, el cloro, cada persona que se compra uno lo hace por su propio cuidado, “Si te cuidas tú, nos cuidas a todos”

Si tu respuesta ante esto es “No, nadie se preocupa por la higiene” entonces no salgas, nadie mejor que tú mismo puede identificar el comportamiento responsable de tu colonia, de tu ciudad o de tu estado, las cifras y atenciones son diferentes en cada lugar. Al final todo es un problema cultural y de desinformación. Recientemente me tocó ver a personas educadas discutir sobre el uso de guantes, de gel, de mascarillas, de abrazos, de saludos… Parece que todo se reduce a la indiferencia por el bien común.

Hoy en día la educación que nos falta es hacer la muy aceptable pregunta “¿Te puedo saludar?, ¿Te molesta si me quito el cubre bocas?” y si me quito el cubre bocas en la oficina mantengo mi distancia, uso gel cada que me acuerdo, uso crema hidratante en mis manos para no lastimarme la piel y ser consciente de que mis compañeros de oficina, aunque los veo diario, que tanto confío en ellos de cuidarse a sí mismos y que mañana no se contagien en el supermercado, ¿No les voy a estar preguntado donde estuvieron?

Después del vive latino en México, La Mole esperábamos lo peor, ahora con  las manifestaciones, los disturbios, las marchas en contra del racismo alrededor del mundo, no nos queda más que esperar, ser capaces de identificar el peligro, educarme e informarme adecuadamente para protegerme. México quiere reabrir a la par de Estados Unidos cuando se tardó msemanas en tomar medidas, está de más decir que eso no tiene sentido, no quiero entrar en temas más complicados como la economía o el sector salud.

Abrir paulatinamente todo nos ayuda a verificar la actitud de la gente ante la situación de riesgo, escuché de locaciones que están peor, después de abrir debieron cerrar de nuevo… Los mexicanos están demostrando ser indiferentes antes las medidas, ya sea por incredulidad, ignorancia, desinformación, despotismo. Nosotros mismo somos los únicos capaces de sacarnos de esto, de nada sirve quejarnos del vecino que hace fiesta, nos va a dar un coraje horrible cuando nos enteremos que un sujeto, salió, hizo de todo y no le pasó nada, mejor evitar la fatiga.

Hicimos nuestra parte por los demás, al estar en casa, perder nuestros trabajos, mudarnos a lugares más baratos, home office, luchar contra nuestra ansiedad, hipocondría, el confinamiento con familiares problemáticos, con la violencia, los que abusan, los que se burlan y quejan de todo… ahora empecemos a preocuparnos por recuperar nuestro propio orden, toca poner nuestro granito de arena de manera distinta, ayudando a los demás a hacerlo también educándonos en la sanidad individual y grupal con tolerancia ante todo, mucha paciencia, precaución, infórmate y cuidémonos todos.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *