Reseña: ANNA EL PELIGRO TIENE NOMBRE – El juego del gato y el ratón con un espionaje de telenovela

“¿Qué es lo que más quieres en el mundo?”

El cine de acción siempre tendrá un antes y después con sus historias, personajes, secuencias, actores y directores. Es aquí cuando nos metemos a la década de los 90´s en donde este género estaba en la cima de la popularidad con explosiones, golpes y patadas a diestra y siniestra y cuando, de igual manera comenzaban los iconos de la acción. Ya bien lo había comentado en mi reseña de Rambo Last Blood y entre los largos pasillos de Hollywood se escuchaba mucho de Arnold Schwarzennegger, Sylvester Stallone, Bruce Willis, Nicolas Cage, Christian Slater, Jean Claude Van Damme, John Travolta, Wesley Snipes, entre otros dominaban la pantalla grande, dando la dicha de disfrutar de cada uno de sus proyectos buenos, malos o extravagantes que estos fueran.

Pero aquí sucedía algo, ya que este género debía arriesgarse en cambiar las reglas de juego, refrescar la fórmula o morir en la raya. Es así que de entre todos los hombres y figuras de acción destacaba una figura femenina llamada Nikita y que iba respaldada por Luc Besson. ¿Qué demostraba con esto? ¡LAS MUJERES PUEDEN HACER LO MISMO QUE LOS HOMBRES A LA HORA DE DAR UN PAR DE GOLPES Y PATADAS!

Luc Besson nos “regalaría” película como León: El Profesional, El Quinto Elemento, Juana de Arco y ya entrada unos años luego, Lucy con Scarlett Johansson y Valerian y La Ciudad de los Mil Planetas, este último proyecto lo llevaría directo a estamparse con pared y frenarse para primera sobarse el golpe, respirar y segunda, pensar un poquito en ese casi género que había dejado atrás. Hoy en día tenemos filmes que destacan por sus actuaciones, personajes, secuencias y más. Es así que Besson vuelve desde Francia con la “acción” necesaria y algo renovado para intensificar nuestro viaje en la butaca, disfrutando de una nueva historia llena de intrigas, patadas, golpes, balazos que nos entrega con Anna (Sasha Luss) al mando y siendo acompañada de Cillian Murphy y Luke Evans con Helen Mirren a bordo de este barco. ¿Será que en verdad Besson regresa al mundo del cine como se debe o simplemente esto es humo y espejos?

SINOPSIS: Detrás de la belleza de Anna Poliatova se esconde un terrible secreto que desatará una inquebrantable fuerza y grandes habilidades que harán que se vuelva una de las asesinas del gobierno más temidas.

-OBJETIVO EN LA MIRA

Luc Besson es de los pocos cineastas que ha demostrado que por algunos tropiezos que tenga en su carrera o vida personal, vuelve avante para demostrar que queda pólvora en su sistema y con una buena historia y personajes puede hacer explotar la pantalla grande. Con la producción de ´Anna´, Besson regresa en una historia que dirige y escribe con algunos guiños -muy obvias- al thriller o género de espías. Es claro que en este proyecto el director se queda muy corto en sus homenajes, ya que a la hora de llevarlos a pantalla grande, está ecuación se vuelve difícil y tonta de resolver y lo visto, ya en el trayecto final del filme, parecerá un chiste o tomadura de pelo para un entretenimiento engolosinado y muy tomado en serio desde la cámara, al “ay se va”.

Cabe mencionar, que las secuencias de peleas -y en la cual cargan mucha adrenalina-, son más memorables junto con una secuencia al final en un parque, que todo lo que la película quiso contarnos de nuestra protagonista principal y secundarios, lo cual no nos lleva a casi nada.

También la imagen moderna de la femme fatale se ve reflejada como algo frágil y que debe ser cuidado en todo su esplendor pero no como lo que realmente quisiera el público más exigente o bien, la propia historia. Su ambición es presentarnos un personaje estilo “Atomic Blonde” o “John Wick”, pero falla y se traiciona contadas veces como un doble agente.

La estructura de la película es caótica, desenfrenada y con muchos momentos que se resolverán a base de flashbacks, momentos que rayan en lo absurdo e irónico -repito, escena y secuencia final del parque, que sobre todo es lo mejor de la cinta y lo más rescatable- pero nada le quita el espíritu y fuerza que tiene para mantenernos en el asiento de principio a fin para ver cómo y de qué manera se resuelve todo este embrollo.

Sasha Luss (Anna), quien es más considerada modelo que actriz, toma su papel muy en serio para hacer funcionar a su personaje en lo dramático y romántico que nos otorga la cinta pero fallando a nivel histriónico en las escenas de combate. Luss toma la batuta y riendas de esta gran misión y personaje -que pudo dar más- pero se hace lucir mucho en pantalla grande con las banalidades que la adornan en el mundo de la moda. Ella no se queda sola, ya que al ser cobijada por Helen Mirren -una actriz con mucho rango actoral que se encarga de divertirse en un papel muy de estereotipo- que comparte escenas, sientes que no hay una lucha de egos o actuaciones como tal, solamente simples personajes con charlas tácticas que se apoyan entre sí.

Sin olvidarnos de mencionar a Cillian Murphy y Luke Evans, quienes en verdad toman en serio su papel -aunque son algo desperdiciados sin caer tanto en la bural- y nos convencen de cada acto tomado en el filme, pero que su química con la protagonista no pasará desapercibida por el simple hecho de ser necesaria y con mucha carga erótica. Como dato preciso e importante de mencionar, Murphy y Evans son los que se llevan la parte final de la cinta con un embrollo muy al juego del gato y el ratón tomando de pretexto el espionaje y ocultando la telenovela, casi mexicana que hay detrás.

EL NOMBRE DEL PELIGRO ES: Luc Besson regresando a pantalla grande con una historia llena de guiños al mundo del espionaje en el cine -unos mal y bien ejecutados- siendo acompañado de una protagonista femenina fuerte, hermosa e inteligente que pondrá todo de cabeza por su propio bien dentro de la historia; pero que solamente las pocas escenas de acción -con buena coreografía- le harán justicia en una cinta bastante engolosinada y tomada muy en serio por su director y guión pero no por algunos espectadores.

A pesar de su guión que no logra conectar mucho con la carga sexual que pretende otorgar al espectador, deja a la deriva el resolver algunas cosas y otras las deja ahí tiradas, algunas más son obtenidas debajo de la manga con sus giros de tuerca argumentales -muy irónicos- en la cual se verá obligada a resolver las cosas importantes con flashbacks para salir del paso, apoyado de algunos personajes estereotípicos del género. Resulta un producto que debes tomar a la ligera sin pedir mucho a cambio y como algo entretenido para un fin de semana sin nada qué hacer.

FICHA TÉCNICA

PELÍCULA: Anna El Peligro Tiene Nombre – TÍTULO ORIGINAL: Anna

AÑO DE ESTRENO: 2019

DURACIÓN: 119 mins

PAÍS: Francia

GÉNERO: Acción, Thriller, Drama

DIRECCIÓN Y GUIÓN: Luc Besson

ELENCO: Sasha Luss, Helen Mirren, Luke Evans, Cillian Murphy, Eric Godon, Eric Lampaert, Pauline Hoarau, Avant Strangel, Jan Oliver Schroeder, Rupert Wynne-James, Réginal Kudiwu, Adrian Can, William Sciortino, Maxence Huet, Lera Abova, Alexander Petrov, Nikita Pavlenko, Anna Krippa, Aleksey Maslodudov, Ivan Franek, Jean-Baptiste Puech con Alison Wheeler y Andrew Howard

PRODUCTORA (en Coproducción Francia-Estados Unidos): Europa Corp.

DISTRIBUIDA EN MÉXICO POR: Corazón Films

RESEÑA DE: Eduardo Vázquez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *