FrikiPunch

Lo mejor del Cine, Tv, Animación y Vídeo Juegos…. Esto es FrikiPunch

CrazyAsME Fuertes Declaraciones

Le caigo mal o me odian sin razón, ¿Qué lo provoca?

Crazy as me: ¿Compartes mi historia? Si te odian sin conocerte, ¿Puedes arreglarlo?

Esta nueva sección lleva años cocinándose en mi cabeza, la realidad es que siempre hay muchas ideas inundando nuestros pensamientos, se incrementan con cada situación de vida que te hace redefinir el significado de ciertos hechos, por ejemplo: Las amistades, las envidias, el amor, las pérdidas, los millennials, el trabajo, los sueños… en fin. Hoy quiero empezar con el odio que recibes de ajenos.

Cuando tú vas por la vida, haciendo lo tuyo, trabajando, sonriendo, disfrutando y conociendo, de pronto algún comentario desata todo en tu mente, “Es que le caes mal”, “Él/Ella te odia” Alguna vez te has preguntado ¿Y Yo qué? O simplemente sacas un “Pos’que me odie” “No puedo ser monedita de oro para caerle bien a todos” “Me vale”.

“La química”

Muchas veces en la vida te topas con esa idea de que “La química” entre las personas es un factor importante, muchos afirman que es el instinto o los signos (Tú eres fuego y él es viento), la energía, la personalidad (vaya que hay gente muy mamona) la poca madurez o demasiada también, los “higaditos académicos”, vaya, a veces hay personas que te odian sólo por tener faltas de ortografía.

La razón, si eres de esos a los que les importa, es relativa pero a partir de ese instante tratamos de caerles bien ahora que sabemos que les caemos mal y es ahí cuando nos damos cuenta que atinarle a alguna de las anteriores causas es quizá todo un reto.

“No se crea ni se destruye, sólo se transforma”

¿Alguna vez conociste a dos personas que se odiaban al principio en la oficina y terminaron casándose? Siempre he creído que los sentimientos son como la materia “No se crea ni se destruye, sólo se transforma” Dos personas que de primera impresión, no despertaban el menor agrado pero tuvieron que interactuar cada vez más, hasta que por fin se dan la REAL oportunidad de conocerse y BAM; no sólo son compatibles si no que despiertan más cosas.

Eso me lleva a otra ley de la física que dice “Polos opuestos se atraen y polos iguales se repelen”. Eso seguramente también les pasa (es más fácil verlo en terceros que en nosotros pero sucede) ese odio que es súper claro, escuchas un clásico “¿Ya viste que hizo esto?” pero esa persona también lo hace, a veces al doble o triple. Sin remedio, el odio en estos casos cambia o permanece y tiene una razón lógica.

Odiar por no conocer y odiar por ser igual, a mi perspectiva, el segundo es mucho más fácil de comprender, al final nunca queremos competencia y a un nivel quizá subconsciente, no queremos que nadie haga lo que nosotros hacemos, mucho menos conseguir las mismas oportunidades, cuidado y les vaya mejor, va más delimitado a la personalidad y actitud, no en lo laboral a menos que sea dentro de un aspecto creativo.

Odiar por no conocer

Odiar por no conocer en particular es una de las que más me puede purgar, odiar por no conocer a alguien, suena estúpido desde el punto de vista intelectual pero bastante lógico desde el instinto, odias lo que no conoces porque te da miedo.

No conocer a alguien. Me refiero a esas personas que ves casi a diario, tal vez en el salón de clases, en la oficina, en el trabajo; Ahí encontramos a los que siempre dicen “Buenas tardes” o los que te dedican una ligera sonrisa, una reverencia con la cabeza o mínimo los ojos pero aun así no conversan, ni hablan más y… ¡te odian!.

Aunque fueran de esos mamones con actitud “No merecemos ni el olor sus pedos” o que son demasiado serios, antisociales o de pocas palabras, me parecen infinitamente mejor que los otros, ¿Por? Detrás de la más grande educación se esconde la más grande hipocresía;  Esas personas que te odian aunque intercambiaron 50 palabras en 6 meses ¿La química? ¿La personalidad? O ¿Es un higadito intelectual? En mi experiencia, tengo 3 posibles explicaciones:

Los rumores:

1.-Los rumores: Conforme vas creciendo encontraras que la frase “El mundo es muy pequeño” tiene todo el sentido del mundo, es pequeño, nunca sabes si esa persona que nunca se da la oportunidad de interactuar contigo, fue “advertida” por un tercero (aplica para los padres también), son chismes de vecindad que empiezan en la secundaria y no sabes hasta donde llegarán, a veces puede que sean reales… sobre todo cuando lo escuchas de más de 3 o 4 personas, lo/la conocieron en diferentes situaciones, aun así, deberían construir su propio criterio o se volverán parte de la chusma de la vecindad.

Mi recomendación: siempre darte la oportunidad de conocer a esa persona, no lo niego, la he pagado caro por darle mi voto de confianza a algunas personas pero es mil veces mejor, a dejarte llevar por lo que dice alguien más; procura siempre hablar desde tu experiencia, además las personas cambian, como pudo ser un error, como puede tratarse de un rumor que se fue esparciendo desde otra persona que tiene un odio por envidia (llegaremos a ese punto).

No se dan la oportunidad

2.-No se dan la oportunidad: Hay personas tan cerradas, en zona de confort tan irritante que no pueden convivir, trabajar o interactuar con otros. También existen aquellos que no serán compatibles contigo, tal vez tú eres muy enérgico y el otro no, eso de los polos opuestos, la personalidad de cada uno.

Mi recomendación: Date un tiempo, aquí aplican los que terminan casándose, nunca sabes quién es la persona frente a ti, como pueden pasar unos meses o unos años y cierto día encuentran algo en común, y si no lo hay, no hay razón para odiar, no caigas en un “No quiero” “No me interesa”; en la vida nadie puede hacer nada solo, rodéate de personas diferentes, aprende todo lo que puedas de ellos, incluso de las cosas malas se aprende. Nunca te arrepientes de ser amable.

“Me vio feo”

3.- La química: no tiene nada que ver con la personalidad y va más allá de un “Me vio feo”, tal vez esta sea la más difícil de explicar o resolver, hay personas que simplemente no nacieron ni para tenerse respeto ¿Raro? Si, mucho. Depende de tus experiencias de vida, la edad que tengas, las personas que te criaron, tu tolerancia, paciencia y prudencia pero en algún momento de tu existencia te encontraras con un caso así.

Mi recomendación: Parece imposible pero sólo odian por odiar y a menos que esas personas busquen hacerte algún daño (Son los primeros en hacer rumores) ignorarlos.

OJO: Soy una fiel creyente de que en este país esa frase de “Ignóralos, se van a cansar y te van a dejar en paz” nos dio en la torre muy feo, hay personas que siempre hacen y deshacen ya que nadie nunca dice nada. Si a ti te están perjudicando sin razón, dales un alto, siempre podrás saber la diferencia entre “bullying” y me quiere hacer quedar mal.

Retomando a los “Mis pedos huelen a rosas” aquí también hay varios casos que son mucho más difíciles y cualquier odio puede parecer justificado, escribo desde mi perspectiva:

De Telenovela

Los villanos de Telenovela: Si, tomaré como ejemplo a las 3 Marías de Thalía o cualquier novela de televisa, donde los villanos son lineales, quieran creerlo o no, existen en la vida real, muchísimo; son aquellos que te saluden o no, andan por ahí burlándose a tus espaldas (2 metros atrás) a veces te toca trabajar con ellos y no pasa nada malo, la cosa se hace y puede salir bien pero simplemente te odia, ¿La razón? Son malos de telenovelas.

No es la química, no es la personalidad, no es la energía ni ninguna de esas cosas, odian por odiar, nunca les hiciste nada, ni los viste feo, ni trabajaron mal pero te queda clarísimo que te odian y no es por envidia créanme, son personas que pareciera que eligen inconscientemente al azar a una persona para odiarla, por la ropa, tu cabello, tu voz, como caminas, etc. no eres una amenaza ni le estorbas, como en las Marías, le caes mal y punto.

Mi recomendación: A estos malos de telenovela les encanta burlarse de ti, hacer “Bullying”, buscaran traerte a colación para seguir hablando de ti, seguramente fue por estos casos que se inventó la frase esa, “Ignorarlos” puede que tenga algo de cierto, pero en mi experiencia, esos te ven como comidilla, poca cosa, a veces es necesario dejarles en claro que tiene que respetar (si sus padres no les enseñaron)

CUIDADO: algo superficial puede convertirse en un odio mayor, así que se inteligente, sarcástico, burlarte igual y quizá descubran que tienen más en común de lo que creen. Si buscan hacerte un daño mayor, con la pena pero aunque su odio sea sin fundamentos, tu integridad siempre es primero, veras que siempre tendrás a alguien respaldándote, ya que ellos, ni saben porque hacen lo que hacen.

Inmamables

Los inmamables: Hay gente nefasta, gente que tal vez en algún momento de su vida la tuvo o muy fácil o muy difícil. Con el odio de esta gente nunca se sabe, bien podría ser por miedo, inseguridad, o lo opuesto, exceso de confianza; cualquiera que sea el caso, esas personas siempre tendrán un acompañante que les haga segunda en su altanería, en general no serás al único que odien, ni serás el único que les tenga el sentimiento de regreso, son poco aceptados en cualquier lado.

Mi recomendación: la misma que otras veces, si estas personas buscan hacer algo más que solo decir que les caes mal, pon un alto, demuestra que mereces el respeto y sigue adelante, te aseguro que descubrirás que más de uno tiene algo en su contra, al final son gente dañada que se destruye a sí misma, no serás tú pero alguien les pondrá un alto muy bien puesto. (Generalmente alguien igual de insufrible).

Envidiosos

Los envidiosos: les dije que regresaría aquí, estos definitivamente te ven como una amenaza, lo más gracioso es que la mayoría de las veces no lo saben, simplemente se burlan o hacen berrinche contra ti, podría decir que estos pueden ser los peores; van a hacer cosas en tu contra, todo el tiempo, son inseguros así que siempre van a esperar a que te equivoques para que te duela su burla, la realidad es que si tú no eres de los que se dan a odiar, te darás cuenta que la gente no les hace caso, se cansan de escuchar sus comentarios sin sentido, tendrán sus seguidores claro (Dios los hace y ellos se juntan, El enemigo de mi enemigo es mi amigo, etc, etc)

Poco a poco pierden su credibilidad y lo más gracioso, tarde o temprano les dirán cosas como “Tu mejor súper amigo” “ÉL/LA que te gusta” ¿La razón? Invierten demasiado tiempo hablando pestes de ti, aquí aplica la de “Tus enemigos se dedican a pensar en ti las 24 hrs”

Mi recomendación: ¡Triunfa! ¡Sonrie! ¡Diviértete y se feliz! Se astuto, inteligente, nada les dará más diarrea que ver tu éxito y es la única manera de lidiar con ese tipo de odio que surge de envidias, nunca va a desaparecer y no tiene nada que ver contigo.

En estos textos se darán cuenta que no me gusta dejar nada al aire, la paciencia y tolerancia es algo que me sobra pero una vez que se acaba, bueno, creo que es equivalente a darle oportunidades a la gente aunque a veces no lo merezcan, así como saber el momento en que debes ponerle un alto a esos odios de gente que ni se da la molestia de conocerte y están dañandos.

Creo firmemente que nunca es válido odiar por odiar, si descubres que esas personas no tienen criterio propio, no hay nada que hacer, están tapados del cerebro y así seguirán, hay situaciones que la vida y el tiempo enderezan, dejarlas llegar.

La paloma blanca

Si tú conoces a alguien que te odia sin haber tenido un problema real, bueno, saber la razón siempre te ayudara a saber como actuar al respecto, si tu odias a alguien, descubre cual es la que más se adecua a tu situación y si estás dispuesto a hacer algo al respecto, al final ¿lo odias no?

No escribí pensando en que todos somos blancas palomitas Hasta la paloma blanca tiene el culo lleno de cagada (jajajajaja amo esa frase) pero si ya estás haciendo algo más que burlarte, cuidado, no hagas cosas que te traigan problemas, sobre todo si no hay una verdadera razón detrás de todo. Nunca sabes cuándo una loca como yo les aconseje ponerte un alto

Si no tienes razón para odiar a alguién ¿Qué tanto lo vale si trabajas con esa persona y lo ves casi a diario? Si no tienes razón para hacerlo pero no lo puedes evitar, como si fuera por la «Química» siempre llevar la fiesta en paz; si no hace nada en tu contra, así mantener la situación, tu sabras hasta donde tu educación no se convierta en hipocresia.

Quiero concluir con una frase del Conde de Montecristo de Alejandro Dumas: La vida se define por lo que hagas cuando viene la tormenta, puedes gritar “Haz lo peor que puedas, yo, hare lo mismo” así conocerán al hombre dentro de ti.